La Reindustrialización del país: la consecuencia de un imponderable*

Re-industrialización con empresas competitivas. No hay una varita mágica para este proceso, pero si optas por configuradores comerciales, automatizar tus diseños y procesos, puedes contar con nosotros para serte de utilidad y poder arrancar con éxito estos proyectos.

*Imponderable: m. circunstancia imprevisible o cuyas consecuencias no pueden estimarse (RAE)

Pues eso nos ha sucedido. A Aragón, a España y al mundo entero. Nos ha surgido un imponderable en forma de alerta sanitaria mundial, que nos ha pillado a todos sin preparar en muchos aspectos y ante lo que tenemos que reaccionar, ¡y rápidamente! No es parte de este artículo comentar las acciones sanitarias que se deban acometer porque, desde luego, somos legos en la materia. Pero sí que nos gustaría referirnos a algo que se habló no hace mucho tiempo y que creo que ahora es una obligación: la Reindustrialización.

¿Qué es la Reindustrialización?

Buena pregunta. Bien, si se habla de reindustrializar es porque anteriormente nos hemos “des-industrializado”, supongo que puedo usar esta palabra inventada ya que creo que define muy bien la situación: ¡antes había más industria! Podríamos analizar varios índices para demostrar si es mejor un sector que otro, si hay correlación directa entre una mayor industrialización y crecimiento (que, por cierto, no la hay), pero creo que nos aburriríamos mucho.

Solo mostraremos uno de ellos que creo que se entiende perfectamente:

  • Salarios medios en industria: 1.926 euros
  • Salarios medios en turismo: 1.613 euros (datos INE)

¡Más de 300 euros de diferencia y la brecha se agranda año tras año! Por no mencionar que el 95% de los contratos en la industria son indefinidos. Y creo que todos sabemos lo que supone para una economía que los salarios sean elevados: mayor poder adquisitivo, capacidad de ahorro, de gasto, mayor cotización en la seguridad social, optar a mejores pensiones, etc. Por lo que podríamos deducir que es más ventajoso para un país el trabajo en la industria que en turismo, por ejemplo.

Otro tema vital: un país debería ser capaz de producir y suministrar los elementos esenciales para su desarrollo y mostrar cierta independencia del resto de países. Quizás, haber convertido a China en la fábrica del mundo no fue una gran idea, además, que ya se han apropiado o desarrollado del conocimiento (know-how) necesario.

También debemos añadir que una economía con una fuerte presencia de la industria la hace menos vulnerable a las crisis, como ya ha quedado demostrado en el pasado y en la crisis actual.

Llegados a este punto y esperando haberles convencido de que hay que reindustrializar el país, ¿cómo lo hacemos? ¿qué lineas seguimos?

¿Cómo reindustrializamos el país?

Aquí viene el primero de los chascos que os vais a llevar si leéis este artículo completamente: ¡no tengo ni idea!

No sé qué plan deberíamos trazar, ni qué medidas deberían tomar las administraciones públicas, el ministerio de Industria, las CCAA, las confederaciones de empresarios, sindicatos, etc. Ni idea de qué decirles ni por donde empezar. Lo único que se me ocurre a nivel macro es que se junten todos ellos y dialoguen y confronten ideas. ¡Esta es toda mi aportación! (a este nivel). Otra idea más: hacer lo que han hecho otros países en estos casos; por ejemplo, Finlandia, Correa del Sur, California. Lo primero que hicieron fue preguntarse que qué querían ser de mayores y una vez que respondieron, hicieron un plan para lograrlo. ¡Fácil!

¿Cómo reindustrializamos las empresas?

Bien, segundo chasco. Cuanto antes mejor. ¡No tengo ni la menor idea de como reindustrializar empresas! Lo siento, soy un bluf. Ni país, ni empresas. No tengo una solución mágica… Me pasa como con los niños que no tengo ni idea de ellos, solo sé manejar y en cierta forma a mis dos princesitas, pero no me pidas mucho más.

Entonces, ¿para qué estoy escribiendo esto? Bien, en realidad si que tengo una idea y que siempre tengo en mente desde que oí está frase por primera vez a un empresario de una pequeña empresa: «Yo no voy a esperar a que me ayude el Gobierno ni nadie, primero me voy a ayudar yo mismo». Y en esta línea, la clave que doy es, ¿y si nos auto-industrializamos? No hace falta ir solos, como el empresario en cuestión, ahora disponemos de una ecosistema enorme donde apoyarnos y si hacemos una apuesta por la innovación, hasta las Administraciones Públicas estarán de nuestro lado.

¿Cómo nos auto-industrializamos?

El Catedrático de Historia Económica, Jordi Palafox, sostenía el pasado mes de abril, en una entrevista en El Confidencial, que reindustrializar el país sería un despilfarro de dinero porque nuestra industria no es competitiva. ¿Toda? Alguien estará haciendo algo bien, ¿no? De todas formas, vale, ¿por qué no hacemos la industria más competitiva? Antes decíamos que no había una correlación directa entre industrialización y riqueza de un país, pero sí que existe una relación directa entre competitividad y riqueza. ¡Ahí está la clave! Reindustrializar con empresas competitivas. Tanto la UE como la propia España tiene un objetivo de que la industria alcance un peso del 20% del PIB.

Pues autoindustrialicemonos. Segunda palabra inventada. No pasa nada. Se entiende. Al lío. Aquí, tenemos mil claves, y ya me puedo explayar y dar rienda suelta a todas las actuaciones que puede emprender una empresa para mejorar su proceso industrial y ser más competitiva. Pero, en fin, como estos artículos son cortitos, hoy me centro en mi raca-raca…

Mi idea básica es la de siempre, soy un plasta en este sentido, lo sé. Empecemos por el principio, ¿por qué no automatizar los procesos de nuestras empresas?

Suelo decir que si todas las empresas industriales de España tuvieran, al menos, una licencia de SolidWorks, otra de DriveWorks, otra de PDM y una de ANSYS, seríamos la primera potencial industrial del mundo.

Entre las cuatro licencias y un par de ingenieros industriales capaces de manejarlas no llegan al coste de la cuarta parte de la compra de un máquina de corte por láser. ¡Y son mucho más eficientes! No cortan, cierto, pero tendrías los mejores productos, lo más optimizados, los pedidos entrarían sin intervención humana vía web y tus costes productivos serían ínfimos con un posicionamiento en el mercado en calidad y en costes. ¡Añadir valor a saco en todas las fases del pedido!

Algunos datos para apoyar esta aventurada afirmación

Bien, veamos que han logrado algunos de nuestros clientes al tener un configurador comercial, automatizar el diseño de los productos y con la automatización de los procesos de oficina técnica en general. Y no me digan ustedes que esto no es una inyección de competitividad enorme para industrializar cualquier empresa y mejorar su expectativas frente a los competidores, muchas veces extranjeros:

BRAUN Empresa fabricante de ascensores con carencias enormes de fiabilidad  en la obtención de documentación para fabricar sus cabinas y componentes, con unos tiempos superiores a las dos semanas. Tras automatizar, quedaron reducidas a tan solo una hora con todos los entregables para fabricación validados sin errores.

Braun

Fuente datos: estimados por SAMAT

LECITRAILLER. Empresa fabricante de tráileres con un ahorro sustancial en sus procesos de oficina técnica e ingeniería para validar la documentación para oficina técnica.

lecitrailer

Fuente datos: estimados por SAMAT 

 

CONCLUSIÓN

No hay una varita mágica para este proceso, pero si optas por automatizar ventas, diseños y procesos, puedes contar con nosotros para, dentro de este ecosistema que comentaba, serte de utilidad y poder arrancar con éxito estos proyectos.

¿Hablamos?

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


DirveWokrs Pro Software
Digipara Liftdesigner Software
SolidWorks Software
ANSYS Software