La Transformación Digital: empezando por la base

Las claves para cimentar la Transformación Digital con éxito

El artículo forma parte de la serie Una visión panorámica de la automatización :

Desde nuestras perspectiva, tan modesta como ya saben quienes nos conocen, observamos una falta de conocimiento, o más bien, de cierto ruido entorno a lo que se está llamando La Transformación Digital, término, sin duda, de moda entre los gurús tecnológicos y responsables de desarrollo de negocio, de nuevas tendencias, etc. de prestigiosas escuelas de negocio.

Con este humilde escrito, queremos arrojar algo de luz a aquellas personas o empresas que estén convencidas en qué deben hacer un cambio profundo, una transformación en la forma de hacer las cosas. Si usted es de los que se dicen varias veces a la semana “no podemos seguir así” o «la competencia nos va a pasar por todos los lados», quizás le interesen estas líneas.

Como digo, este artículo está enfocado a aquellas empresas que se plantean desarrollar un proyecto de transformación pero que no tienen excesivamente claro el camino y la forma de abordarlo. Las claves que queremos ofrecerles en este sentido estamos convencidos de que si se tienen en cuenta, el éxito está asegurado. Y no porque seamos más “listos” que los demás, sino, sencillamente, porque lo hemos vivido en primera persona con ciertos clientes. Nuestros servicios están transformando a nuestros clientes, sin darse cuenta muchas veces, y otras totalmente conscientes de ello y de encontrarse en el lado acertado del árbol de decisión. Esperamos convencerles, pero nos conformamos con que nos atiendan unos minutos.

Las cinco claves de una Transformación Digital acertada

Sin más preámbulos, les presentamos, a nuestro juicio, cuales son las claves para una Transformación ordenada y exitosa:

La Transformación debe estar orientada a su negocio y al desarrollo del mismo y no al revés. El cambio es el medio, no el fin. No haga caso de aquellos que le indiquen que para lograr una transformación digital debe cambiar su punto de mira, sus objetivos, su idea de empresa. No… No se emocione en exceso con la idea de cambiar de ERP, de implantar tal sistema en producción o que el nuevo Configurador de Ventas es una maravilla. Está bien que confíe en todas estar medidas y herramientas, pero deje el asombro a los técnicos y no nos olvidemos de que solo son el medio. Eso sí, el mejor medio.

La Transformación Digital debe ser algo paralelo al core del negocio, no invierta ingentes cantidades de recursos internos a este cambio. Si tiene que “movilizar” media empresa para adaptarse a lo digital, si tiene que abandonar el core de negocio para centrarse en adecuarse a dicha transformacion, puede obtener unos resultados sumamente decepcionantes puesto que puede perder el foco de su negocio. Apueste por expertos que le ayuden a la implantación de las nuevas tecnologías: piense que no puede ser experto en ERP, CRM, Big Data, automatizaciones,… pero rodéase de aquellos que le transfieran su conocimiento y conozcan las mejores prácticas de implementación.

El cambio se debe centrar en los procesos, en el dato, en el software. Transformarse digitalmente, es eso, en convertir todo en datos, sobre todo en la filosofía del Dato Único, en procesos automáticos o automatizados, debe usar software adecuado e invertir en programas informáticos que adelanten la transformación: la querida Excel no es una solución óptima. Probablemente, en este proceso aprendan mucho sobre ustedes mismos y les ayude a ordenar su casa: no es mal plan ni mal Efecto Secundario; aprovéchelo para estandarizar, para ordenar su portafolio de producto o para realizar cambios en la organización que nunca se decidió a efectuar por pereza o por aversión al cambio.

El objetivo de la Transformación es optimizar todos los recursos de la empresa y no el hacerse digital. El objetivo es, desde luego, reducir el ciclo de vida de un proyecto, reducir y simplificar el ciclo de vida de un pedido, unificar el ciclo de vida de un producto estándar y otro especial. Si no, ¿qué sentido tiene invertir e invertir e invertir? Gestión automática de la producción. Venta personalizada y automatizada. Eso es lo que buscamos. Optimizar los recursos de la empresa al máximo. En definitiva, todo aquello que no aporte valor a su producto o servicio debe desaparecer para centrarse en lo primordial: estamos llevando la idea Lean a todos los niveles de la empresa.

Gestión del miedo al cambio. Si hiciéramos una encuesta en su empresa preguntando quienes creen que se deben incorporar cambios en la empresa, probablemente, habría una abrumadora mayoría que votarían afirmativamente. Si la segunda cuestión fuera, quien quiere cambiar sus procedimientos, los votos positivos caerían en picado y si finalmente, preguntáramos, quien se presta voluntario para liderar el cambio, tendríamos suerte si alguien diera un paso adelante. En cierta forma es lógico, porque les es muy difícil observar que lo que se va a lograr es ampliar y mejorar la zona de confort de toda la empresa, y no el destruirla. Este es un proceso clave en la Transformación Digital, ¡no lo dejemos para el final! ¡O pero, no lo dejemos!

Conclusiones

No queremos ser repetitivos pero tengamos en cuenta que La Transformación Digital no es una moda, es un nuevo paradigma de trabajo que, sin darse cuenta, y de alguna manera, usted ya ha empezado a llevar a cabo. No caiga en cantos de sirena externos que venden dicho cambio como algo sencillo pero rodéese de los mejores en este camino. Es el que marcará el tránsito de su compañía las próximas décadas. Casi nada.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


DirveWokrs Pro Software
Digipara Liftdesigner Software
SolidWorks Software
ANSYS Software