La resiliencia: una lección de Toni Nadal

Toni Nadal y Rafa Nadal. Un dúo de éxito basado en la forja de un carácter.

Esta semana presencié una charla de Toni Nadal que estaba incluida en la jornada de Resiliencia, de nuestros colaboradores Ibermática Industria. El resto de participantes estuvieron muy bien, pero quiero centrarme en la intervención de Toni Nadal, entrenador de Rafael Nadal durante treinta años. NOTA: voy a escribir en letra cursiva los comentarios personales míos a las frases que pronunció Toni y en los que creo que puedo aportar una valoración desde mi perspectiva.

Comenzó haciéndonos una extraña confesión: entrenó a Rafa porque era su tío, ¿quién mejor ya que estaba a mano? Y porque era un entrenador muy barato, «lo que hace mi tío, a este precio, en ningún sitio». Tengo que decir que me llamó mucha la atención porque, claro, ¿es el mejor sistema para elegir un líder, entrenador, jefe? ¿El bajo coste? ¿La consanguineidad? ¿Quién no lo ha hecho alguna vez? Bueno, pasemos de párrafo.

Toni ha basado el éxito profesional a través del desarrollo personal, ¡superarse continuamente! Si no mejoras como persona no podrás ser un gran profesional. A Toni le motiva el reto de superarse, no el simple hecho de hacer pasar la pelota por encima de la red y que bote dentro.

Se dedicó a fortalecer el carácter de Rafa Nadal más que su técnica tenística. Nos insitió en que Rafa es una persona normal, que no tiene nada de extraordinario o especial. ¿Podemos creerlo en base a lo que ha logrado: ser el tenista que más Grand Slam ha conseguido en la historia del tenis? Cuesta imaginarlo, creo que porque, sinceramente, no parece que una personal normal sea capaz de esos logros únicamente con un método, por muy extraordianio método que este sea. Decía Toni que ha visto auténticos cracks y tenistas especiales que no han llegado a su techo precisamente por su falta de carácter en este sentido.

Comentó que para lograr una gran técnica en el tenis, hay que ser capaz de hacer muchas repeticiones, mucho entrenamiento: automatizar movimientos. Y que para eso necesitas tener carácter para llevarlo a cabo. Mucho carácter. Yo he jugado a balonmano durante 25 años, obviamente no a un nivel profesional, pero sí con gran exigencia en cada categoría en la que he participado y me puedo imaginar a qué se refiere Toni porque yo mismo tuve que automatizar movimientos y miles de repeticiones para poder lograr una buena técnica.

“El talento se crea en la calma, y el carácter se forma en la tempestad”

Goethe

Preparé a Rafa Nadal para el futuro. Para la dificultad: entrenamos en malas condiciones, busqué pistas de tenis malas donde jugar no fuera cómodo, quedábamos para entrenar dos horas y fui alargando los entrenos, media hora más, y otra media. Y todo eso hacía que mejorara la capacidad de aguante. Eso se debe entrenar: ahora, Toni, percibe que eso no se hace tanto.

¿Qué marca tanto la diferencia entre unos tenistas y otros? ¿La actitud? ¿Talento? La fórmula es Talento inicial + Trabajo = Talento final (mejorado).

Sobre la tecnología nos contó que, obviamente, nos ayuda a mejorar, pero no es lo esencial. Rafa Nadal dio la vuelta a muchos partidos por su actitud, que es lo esencial. Damos demasiado valor a lo secundario. Para Toni la tecnólogía no es lo esencial.

Una vez le preguntaron en Bosnia que qué comía Rafa Nadal, está más delgado; Toni nunca lo pesó (no es lo esencial). Pensaban los periodistas que había algo más, algún secreto especial. Su rendimiento había mejorado, ¡en algún sitio estaba el truco! Djokovic comía sin gluten y ganaba partidos, el hijo de Toni es celíaco y no los gana. Moraleja: le damos demasiado valor a lo secundario.

Ahora un tenista necesita estudios, nutricionistas, Pero hay que poner lo esencial—- Son importantes lo datos, pero lo principal en tenis es: tirar la pelota más fuerte, más lejos y, ¡dentro de la cancha! Un tenista tiene que golpear cada vez mejor y debe centrarse en lo principal.

Toni Nadal fue un entrenador muy duro. Exigente. Y lo fue porque sabía que Rafa lo aguantaría, ¡hay que conocer a tu personal! Y por esto yo opino que Rafa no es tan normal como lo quiere pintar Toni, para aguantar esos entrenamientos hay que estar fabricado de una pasta muy especial, ¡y de este burro no me bajo!

Rafa Nadal solía decir que era más difícil entrenar con su tío que jugar una final.

Toni nos dijo que cuando decidió entrenar a su sobrino, analizó las NECESIDADES del juego y las CARACTERISTICAS de Rafael Nadal, y con ello diseñó una ESTRATEGIA de juego. Ahora mismo está entrenado a otro tenista un canadiense, no recuerdo el nombre, y le dijo que tenía el peor revés de los 20 primeros del ranking: ¿Qué quieres, que te diga lo contrario? ¿Y de qué serviría para mejorar tu revés? Hay que afrontar los problemas con normalidad: si no lo hacemos, en el futuro crecerán y serán más difícil de solucionar.

Del mismo modo, le dijo en su día a Rafa, antes de un torneo, que «el suizo» era mejor que él en todos los aspectos técnicos: saque, volea, revés… Le enseñó la realidad. Rafa le contestó que vaya ánimos que le daba, a lo que Toni le dijo que hay que ver la realidad para saber cómo actuar, y que, de todos modos, podría ganarle. ¿Cómo? Si juegas todos los puntos como si fueran el último de tu vida. Con actitud.

Me resultó llamativo que cuando ganó con 11 años el campeonato de España de tenis, le enseñó los últimos 25 campeones. Solo Alex Corretja había llegado a profesional. Lo mismo hizo cuando ganó su primer Roland Garrós: una lista de grandes tenistas que solo habían ganado un título. ¡Dependía de él qué camino elegir!

Toni le enseñó a que todo lo que le sucediera era dependiente de él. Sin justificaciones. Sin excusas. Ninguna excusa hizo ganar un partido a nadie. Y a pesar de sus reveses, de sus dolencias con el pie, que le dieron por acabado en 2005, siguió. Sin excusas. Con RESILIENCIA.

Hemos redactado más artículos para ti
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Digipara Liftdesigner Software
DirveWokrs Pro Software