Cálculo del retorno de inversión de un análisis mecánico en el sector del transporte

Vamos a tratar de justificar en este artículo que más allá de una molestia, un cálculo estructural puede aportar mucho valor a nuestros diseños y mejorar el retorno de inversión de un proyecto de innovación como suele ser el desarrollo o la mejora de sus equipos en el sector del transporte. Además, te contaremos cómo […]

Vamos a tratar de justificar en este artículo que más allá de una molestia, un cálculo estructural puede aportar mucho valor a nuestros diseños y mejorar el retorno de inversión de un proyecto de innovación como suele ser el desarrollo o la mejora de sus equipos en el sector del transporte. Además, te contaremos cómo la automatización de procesos en los cálculos reporta a nuestros clientes cientos de ventajas añadidas que comentaremos a lo largo del artículo.

Por muchos motivos y por mucha gente, el análisis estructural es considerado como un mal menor (y en ocasiones, mayor) que hay que “sufrir” para completar el diseño de nuestros productos, equipos, utillajes, etc. Se suele ver como un incordio final que hay que pasar como un mal trago para obtener el beneplácito final de la dirección técnica o de un organismo notificado que nos lo exige para poner en el mercado nuestro producto.

A grandes rasgos, las beneficiosas ventajas que se logran con la integración del cálculo estructural en la fase de diseño las resumimos a continuación (poniendo un ejemplo particular aunque usted puede transferirlo a lo que mejor le convenga):

  • Obtener un primer prototipo muy cercano al modelo final de su tráiler especial para bombonas de gas
  • Saber con una muy baja incertidumbre cómo se comportará su prototipo de su grúa autoportante en las pruebas y ensayos
  • Reducir el peso de su volquete para ser más competitivo en un mercado cada vez más agresivo
  • Conocer con un mayor grado de certeza la vida útil de los componentes más comprometidos de su grúa pórtico
  • Estimar el comportamiento de la capota de un semirremolque y el sistema de sujeción ante condiciones climáticas adversas y muy complejas de emular en un ensayo

Cómo calcular el ROI

La primera cuestión que debe decidir la Dirección es si va a tener integrado dentro del departamento de ingeniería una unidad de cálculo estructural autónoma o si se va a subcontratar este servicio tan específico sólo cuando tengamos necesidad de ello.

Disponer de recursos propios a tiempo completo: opción 1

Eso, ¿qué supone? Como punto a favor, una autonomía plena para emprender cualquier proyecto, pero debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Contar con, al menos, un/a ingeniero calculista con experiencia en el método de los elementos finitos
  • Disponer de software adecuado. En nuestra opinión, por la experiencia adquirida y por su versatilidad, usamos y recomendamos una licencia de ANSYS.
  • Por supuesto, una estación de trabajo profesional y de gran capacidad

Perfecto, pero, ¿qué coste tiene esto anualmente? Podríamos promediar unos valores cercanos a los siguientes:

  • Personal: coste de empresa, a partir de 50.000 euros
  • ANSYS: dependiendo de la licencia que necesitemos, la adquisición del software tiene un abanico considerable, entre 30.000 y 90.000 euros, aproximadamente, más un 20 ó 25% adicional del coste de la licencia dedicado al mantenimiento anual de la misma
  • Estación de trabajo para el procesamiento del cálculo: igualmente, tenemos un abanico complejo de definir de manera general, pero podríamos estar hablando de un renting entre 1.000 y 3.000 euros anuales, con una duración de tres años, por ejemplo.
  • No incluimos otras amortizaciones comunes para otros tipos de puestos de trabajos en ingeniería, ni otros gastos habituales (desplazamientos, amortización inmovilizado, etc.)
  • TOTAL INVERSIÓN promediada anualmente: entre 65.000 – 100.000 euros. Es decir, y suponiendo 222 días laborales al año, que esta cantidad nos representa un coste diario entre 292 y 450 euros.
  • Para simplificar el estudio, vamos a suponer que la franja inferior corresponde a una empresa que precisa de cálculos lineales o no lineales en su gran parte, mientras que el valor superior corresponde a otra que necesita cálculos más costosos, como son, dinámicos, de fatiga, impacto, etc. que, en el sector del transporte, son, sin duda, la gran mayoría de ellas.

Con estos números, o bien precisamos de cálculos estructurales cuantiosos, cada día, o vamos a tener un problema de aprovechamiento de recursos muy severo, con coste de oportunidad muy alto.

Subcontratación del servicio de cálculo estructural: opción 2

Esto es más sencillo de calcular porque lo único que tenemos que analizar es el coste de la jornada que una empresa de ingeniería que realice cálculos de este tipo nos vaya a transmitir y compararla con la Opción 1. Así que miren entre toda la competencia que hay, valoren y decidan. Algunos puntos sobre SAMAT que nos gustaría transmitirles:

  • Si su único leit motiv es el precio, no seremos, seguramente, su mejor opción. Si tiene otras inquietudes, siga los puntos de abajo para saber cómo aportamos valor a su empresa.
  • Somos expertos en la teoría de los elementos finitos, es decir, que sabemos qué significa y cómo se plantean los problemas. Elementos finitos no es solo un software.
  • No solo somos calculistas, sino que también somos expertos en diseño de maquinaria mediante el analisis mecánico en solidworks, por lo que cualquier mejora en el modelo que detectemos, antes o después de lanzar un cálculo será trasladada al cliente.
  • Tenemos la capacidad de automatizar cálculos y procesos de dicho cálculo por lo que podremos proponerle un plazo de entrega extremadamente corto.
  • Por la misma razón, si su producto es paramétrico / configurable, los sucesivos cálculos nos llevarán menos trabajo que el anterior y podrá recortar el time-to-market.
  • Aunque parezca que no es un campo apropiado para ello, SAMAT ha invertido cientos de jornadas y recursos propios en I+D dentro de la automatización de cálculos, que reportan a nuestros clientes las ventajas añadidas comentadas.

En definitiva, subcontratar los recursos y el conocimiento de Ingeniería SAMAT para sus validaciones mecánicas conlleva una serie de ventajas que serían más costosas de emprenderlas por su cuenta y podrían llevarle mucho tiempo, sin asegurar un éxito al 100%.

El ingeniero gana tiempo y se dedica a aportar valor al producto

Como corolario: sus ingenieros pueden dedicarse a aportar valor a su producto mientras en SAMAT, y en paralelo, de su mano, vamos validando sus soluciones y previendo los problemas con anterioridad. Pero la decisión final es suya: si necesita una validación de sus diseños y productos sostenido a lo largo del año y supone una alta carga de trabajo, entonces incorpore un equipo autónomo a su departamento de ingeniería; si las necesidades son coyunturales, apueste por la búsqueda de un partner adecuado que complemente su labor y aporte valor añadido.

¿Hablamos?

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


DirveWokrs Pro Software
Digipara Liftdesigner Software
SolidWorks Software
ANSYS Software